Iglesias, un hijo político de la televisión – Pasaje de Memoria del comunismo / Federico Jiménez Losantos

Verdades Ofenden

El 25 de abril de 2013, yo no tenía muchas ganas de ir al programa de Intereconomía El gato al agua, una tertulia política de tres horas que acababa a medianoche —mi programa empieza a las seis de la mañana— y era entonces la más viva del panorama mediático de la derecha muy derecha. Lo que me obligaba a trasnochar antes de madrugar era una contraprestación técnica: Intereconomía emitía Es la Mañana de esRadio por TV, con lo que rompía el cerco socialista y nacionalista a la cadena; y como, según Julio Ariza, yo funcionaba muy bien en El gato, debía ir todos los jueves.

Pablo Iglesias Turrión llevaba mucho tiempo queriendo ir al Gato, y finalmente lo invitaron, porque Ariza creía que el 15-M era un fenómeno espontáneo y antisistema pero regenerador de la democracia, y gastó una fortuna televisándolo en directo. Aunque Pablo Iglesias nunca estuvo en el…

Ver la entrada original 1.105 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s