Díaspora vasca (VIII). El cura de Santa Cruz

Featured Image -- 2027

 

Opinión – Texto de Eugenio Narbaiza @eugenionarbaiza

 

Sin duda uno de los aspectos más importantes a la hora de analizar y explicar el nacionalismo vasco, es la relación existente entre la Iglesia y la influencia de esta sobre la población vasca. En estos capítulos de Diáspora, vamos a analizar con la mayor profundidad posible esta influencia y sus consecuencias.
El vasco, desde tiempos ancestrales, se ha caracterizado por tener unas profundas convicciones religiosas que han marcado casi la totalidad de su vida. Desde sus momentos de ocio, como cuando jugaba o juega a su deporte tradicional LA PELOTA VASCA y detiene el partido para rezar el Ángelus a las doce del mediodía o para dilucidar su futuro personal al no tener otra forma de estudiar que acudir al seminario.

Esta influencia de la Iglesia comienza en las propias familias, teniendo en cuenta que en los ámbitos rurales a la hora de conformarse una familia, en su estructura existía la figura del mayorazgo, papel que desempeñaba el primer hijo de la familia varón, cuya misión consistía en mantener y mejorar el patrimonio familiar del caserío, dado que territorialmente los tres territorios históricos por sus características eran minifundistas, mientras que el resto de los hijos tenían dos opciones, trabajar fuera de casa los hombres, ir a la capital a servir a la burguesía las mujeres, casarse o en el caso que sirvieran para estudiar, cosa que generalmente decidía el maestro que en muchos casos era el cura del pueblo, acudiendo al seminario para adquirir una formación que le permitiera ser sacerdote o fraile y en el caso femenino, monja. Una vez concluidos esos estudios en el seminario, terminaban yendo a las misiones, ejerciendo de curas y más actualmente, a partir de mediados del siglo pasado, abandonando el sacerdocio o el ser fraile para incorporarse a la vida civil con la formación adquirida.

En esta situación podemos encontrar a numerosos políticos del nacionalismo vasco, entre los que destaca el que fuera presidente del PNV Javier Arzallus Antía, quien siendo hijo de un requeté que fue jefe local del movimiento en Azcoitia, fue sacerdote jesuita durante un tiempo, hasta que colgó los hábitos y se convirtió en el máximo líder del nacionalismo vasco una vez iniciado el periodo democrático en España. Precisamente, el lema principal de este partido desde su fundación, algo más de un siglo, ha sido y es “Jangoikoa eta lege zaharra”, lo que traducido al castellano quiere decir, ” Dios y la ley antigua”.
Retrocediendo hasta el siglo XIX época en donde las guerras carlistas estuvieron en su apogeo, destaca la figura del sacerdote guerrillero Manuel Ignacio Santa Cruz y Loidi, conocido como ” el cura de Santa Cruz”, un clérigo que se lanzó al monte, en defensa de una identidad amenazada y con una constante lucha por lo que se identificaba con el lema ” Dios y fueros”.
Este sacerdote guerrillero nació el 25 de mayo de 1842 en un pobre caserío de las proximidades de Tolosa, lo que le obligó a realizar tareas agrícolas en la casa de sus padres para sostener su vejez, aunque siendo muy joven, su tío Salvador le llevó al seminario de Vitoria, en donde adquirió los conocimientos necesarios para ser sacerdote, desarrollando sus inquietudes políticas respecto a la religión y la familia en todos los pueblos vascos. Una vez ordenado sacerdote y antes de entrar en la batalla de las guerras carlistas, ostentó los cargos de maritisimus y vicario de la Iglesia de Hernialde.
Inquieto por lo que sucedía en su tiempo, el abandono de Isabel II del trono de España, Manuel Ignacio de Santa Cruz, se unió a quienes creían que el liberalismo era una ofensiva del elemento civil contra lo religioso y la disgregación del estado hacia lo secular, por lo que tomó partido por Carlos de Borbón, quienes desde distintos sectores sociales le consideraban el heredero legítimo de la Corona de España, al haber renunciado su padre a la misma.

Siendo Manuel Ignacio Santa Cruz capellán del ejército carlista, entendió que los recursos del rey pretendiente eran escasos o casi nulos, razón por la que conociendo el ámbito rural, decidió crear una partida de hombres adaptados a las circunstancias y conocedores de la orografía, que le permitiera luchar por sus ideas de una manera eficaz para el combate, llegando a reclutar hasta cerca de doscientos hombres entre lugareños de Oyarzun y Azcoitia, constituyendo así una compañía organizada, que realizaba acciones discontinuas a modo de guerra de guerrillas, en donde la sorpresa era su principal arma y el éxito de la operación, su mejor resultado.
Años después, en 1892, el cura de Santa Cruz, arrepentido de sus acciones políticas y guerrilleras, se trasladó a Colombia, en donde a lo largo de tres décadas llevo a cabo labores de misionero y de evangelización de los nativos, siguiendo las reglas de la Compañía de Jesús, a la que no le fue permitido acceder por su violento pasado.
Con este pequeño y resumido relato del cura de Santa Cruz, el cura guerrillero vasco, seguiremos analizando la semana que viene la influencia de la Iglesia Vasca en el nacionalismo desde otros aspectos importantes, como su participación en la creación de ETA o en su actuación durante el proceso de la reinstauración democrática en España.

Blog de Carmen Álvarez Vela

Sin duda uno de los aspectos más importantes a la hora de analizar y explicar el nacionalismo vasco, es la relación existente entre la Iglesia y la influencia de esta sobre la población vasca. En estos capítulos de Diáspora, vamos a analizar con la mayor profundidad posible esta influencia y sus consecuencias.
El vasco, desde tiempos ancestrales, se ha caracterizado por tener unas profundas convicciones religiosas que han marcado casi la totalidad de su vida. Desde sus momentos de ocio, como cuando jugaba o juega a su deporte tradicional LA PELOTA VASCA y detiene el partido para rezar el Ángelus a las doce del mediodía o para dilucidar su futuro personal al no tener otra forma de estudiar que acudir al seminario.

Ver la entrada original 749 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s