Reflexiones sobre el cambio climático

cartel 3

 

17/07/17 – Guillermo Ferrer – Delegado Metropolitano de UPyD Sevilla

Si existe un problema global que se ha alargado en el tiempo durante los últimos 30 años, ese es el del cambio climático.  Aunque parece que fue antesdeayer, el protocolo de Kyoto se firmo en 1997 y la población general no científica viene escuchando hablar de él cambio climático desde finales de los ochenta.

Me gustaría aprovechar esta tribuna para tratar este tema, necesariamente simplificando y con un abordaje superficial , porque tratarlo de forma seria requeriría una obra enciclopédica.

Cosas que no son cambio climático.

Lo primero que debemos mencionar es que no todas las cuestiones relacionadas con el clima o el medio ambiente tienen que ver con el cambio climático. Por desgracia la simplificación excesiva, y un abordaje en ocasiones poco riguroso de las noticias en los medios de comunicación, ha hecho que cada vez que nos encontramos con un caso en el que intervienen la lluvia, las altas temperaturas, etc pensemos que es culpa del cambio climático cuando no es necesariamente así, sino que en muchas ocasiones esos sucesos tienen explicaciones locales que en poco o nada están relacionadas con cambios en el clima.

Así, las inundaciones provocadas por los ríos que se producen en nuestro país, tienen poco que ver con cambios en las precipitaciones, y mucho con que hemos construido en zonas que sabemos que son inundables (y que antes o después, evidentemente, se inundan).  Puedo recordar el caso de un pueblo gallego a los pies de un monte, que se había quemado en  verano.  Llegaron las lluvias en invierno y el pueblo se inundo, cosa que la voz en off no dudaba en atribuir al cambio climático… ¿No sería más probable que la vegetación que antes paraba el agua en su camino monte abajo, ahora ya no existía?  Todos estos problemas locales son problemas ambientales, pero no están relacionados con el cambio climático.

Y es importante saber diferenciarlos, porque con la justificación del cambio climático estos problemas parecen  inevitables cuando no lo son, y  nuestros políticos locales no toman las medidas para evitar que estos sucesos no ocurran.

La segunda cuestión que debemos tratar es la  de aquellos procesos cíclicos que se repiten cada cierto tiempo.  Concretamente aquellos que se producen cada poco tiempo en una escala ambiental, pero mucho en escala humana.  Sabemos que el fenómeno de “el niño” causa perturbaciones climáticas globales cada 10 años aproximadamente.  una persona de 30 y pocos años puede recordar solo 2 de estos fenómenos, y parecerle que son extraordinarios, pero no lo son.

Y de nuevo esto es importante porque hay cosas que aunque a la población general le parezcan extraordinarias, SABEMOS que van a suceder, y para las que nuestros responsables políticos deberían estar preparados. En nuestro país las sequias son un fenómeno recurrente para la que nuestras administraciones deberían prepararse. Por ejemplo no podemos plantear un modelo de desarrollo basado en el agua infinita porque sabemos que tarde o temprano vendrá una sequia. Sequias cíclicas que no tienen que ver con el cambio climático (aunque este las agrave) sino con un  clima mediterráneo normal .  Si nuestros políticos no saben cómo afrontar la falta de lluvias que se pueda dar en un momento dado, es por su incompetencia. No porque el cambio climático haya cambiado de pronto las cosas de forma drástica.

Cosas que si provocara el cambio climático.

Una vez aclarado esto, intentaremos aclarar cuáles son los efectos reales del cambio climático. que los hay, y muy serios. Tomare como ejemplo las plantas porque en ellas es mucho más fácil estudiar los efectos del cambio climático y ejemplificar la problemática de este.

Como norma general y simplificando muchísimo, el cambio climático no representa demasiados problemas para las plantas tomadas individualmente. Con muy pocas excepciones, para la mayoría de las plantas, una subida de 2 grados de la temperatura no es ningún problema en absoluto, y a veces es hasta favorable.  El aumento de CO2 de la atmosfera hace que las plantas necesiten menos agua y menos nitrógeno, lo que se traduce en que las plantas ” reverdezcan”, cosa que esta mas que estudiada en laboratorio, y que ya se ha comprobado a nivel global.

El problema no es lo que les sucede a las plantas individualmente.  El problema es que esas plantas no están solas, sino que compiten por los recursos y el cambio climático está cambiando las reglas del juego.  Un ejemplo simple:  los cactus son plantas cuya principal ventaja competitiva es que son capaces de vivir en sitios con muy poca agua.  El aumento del CO2 hace que las demás plantas necesiten menos agua… ¿Qué les va a pasar a los cactus si a las zonas donde solo estaban ellos, llegan ahora otras plantas que ahora sí, pueden sobrevivir con esa poco agua? ¿Podrán competir por los demás nutrientes, o serán desplazados por las plantas recién llegadas? y…¿Tendrán algún sitio a donde desplazarse?

Pues ahora multipliquemos este ejemplo por cientos de especies que están compitiendo por los recursos, y a las que el cambio climático les trastoca completamente el sistema.  Habrá algunas que ahora sean mejores competidoras, habrá otras que sean peores.  habrá algunas que desaparezcan de un sitio, y aparezcan en uno completamente nuevo. Habrá otras que se afiancen donde estaban y expulsen a todas las demás.  Y por supuesto, habrá algunas plantas que desaparezcan.  Añadir los animales solo aumenta la complejidad del sistema, pero las conclusiones son las mismas.  Ante las nuevas circunstancias, las especies pasaran a ser  mejores o peores competidoras. Y eso es lo que lo trastoca todo.

Y los humanos ¿Qué?

Todo lo anterior está muy bien, pero… ¿cómo nos afecta a nosotros el cambio climático?  Pues como norma general, mal, pero depende del sitio donde vivamos y a que nos dediquemos.

Desde hace 30 años, las organizaciones ecologistas se han empeñado en presentar el cambio climático como el fin del mundo. Según muchas de estas organizaciones, el cambio climático traerá poco menos que el infierno a la tierra  y los humanos somos Satanás por provocarlo. En mi opinión este ha sido un error terrible.

Lo primero que hay que hacer a la hora de tratar un problema es ser absolutamente sinceros sobre él. Reconozcámoslo: En algunas circunstancias concretas, y a algunas grupos de personas concretos el cambio climático les va a beneficiar.  Y no me refiero a los súper ricos, ni a señores trajeados afilando sus colmillos en sus despachos mientras sus cuentas corrientes crecen.  Si yo fuese un agricultor ruso y me dijesen que en verano voy  a poder plantar vides, estaría quemando carbón  a punta pala a ver si el cambio climático se da un poco más de prisa. Por no irnos tan lejos, para los agricultores de Jaén el cambio climático puede ser una buena noticia, ya que según algún estudio beneficiara a los olivares.  (Siendo estrictos, perjudicara a la mosca del olivo tanto que el descenso de esta plaga compensara los problemas que origine a los propios olivos). Y reconozcámoslo, aunque como símbolo sea  muy preocupante, el hecho de que se pueda navegar por el polo norte acortando muchos días las rutas de navegación, para un marinero ruso o para un importador de Alaska es algo objetivamente beneficioso.

Y todas estas cosas DEBEN reconocerse, porque son ciertas.  Negar la evidencia solo les da armas a los negacionistas del cambio climático.  Si, es cierto que algunos cultivos concretos pueden verse favorecidos.  Y si, es cierto que puede tener algún efecto económico beneficioso puntual en alguna zona concreta. Es cierto que algunos efectos concretos y puntuales del cambio climático sobre las plantas parecen positivos.  El que niegue esto miente. Y no se puede mentir en este tema, porque los negacionistas del cambio climático están al acecho para usar cada mentira o cada exageración que se publique sobre el cambio climático.

El problema es que  PARA LA MAYORIA, el cambio climático va a ser un problema.
No voy a entrar a describir los problemas que originara el cambio climático a la población.  Se han descrito en multitud de ocasiones y la información (seria, por favor, no la propaganda de algunos grupos ecologistas) está disponible para todo el que quiera verla.

Lo que si discuto es el abordaje de la lucha contra el cambio climático.  Presentar el cambio climático como el fin del mundo NO FUNCIONA.  Y no funciona en primer lugar porque se han dicho mentiras tan evidentes que la gente ya no se las cree.  Cuando yo tenía 10 años recuerdo a Greenpeace anunciando que mi pueblo seria sepultado bajo las aguas cual Atlántida.  Bien: Han pasado 28 años,  mi pueblo sigue allí y desde luego la playa sigue igual.  Pero lo peor es que  después de 30 años  se empeñan en seguir exagerando sus anuncios, en tomar los datos más catastrofistas ignorando todos los demás, y en  seguir diciéndonos que con el cambio climático a este paso tendremos playa en Madrid, y hasta los que vivan allí tendrán que ir a comprar el pan en canoa… Oigan que no.  Que así no vamos a ningún lado.

La lucha contra el cambio climático pasa por abandonar el enfoque apocalíptico y empezar a mostrar que es una oportunidad.

El cambio climático es una oportunidad para mejorar los sistemas de riego y gastar menos agua (y dinero) en los cultivos. El cambio climático es una oportunidad para invertir en renovar nuestras deficientes infraestructuras hídricas.   El cambio climático es una oportunidad para investigar nuevas formas de transporte que consuman menos y nos abaraten el llenar el depósito (no necesariamente de gasolina).  El cambio climático es una oportunidad para crear una nueva industria energética basada en las renovables, una industria donde todos partimos aun casi de cero y cualquier país puede destacar. Es así como se debe luchar  contra el cambio climático. Mostrando todas las oportunidades que nos da.

Porque no se ustedes, pero yo prefiero las oportunidades a el apocalipsis.

Un comentario en “Reflexiones sobre el cambio climático

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s