DOÑANA

1376470719_0.jpg

 

29/06/2017 – NP agencias

 

            Este pasado fin de semana Andalucía ha tenido en vilo a la misma UNESCO: un incendio, intencionado, en el término municipal de Moguer, Huelva, se extendió hacia levante llegando a alcanzar zonas de preparque natural del entorno del Parque Nacional de Doñana, refugio de especies en peligro de extinción como el Lince ibérico y el Águila imperial, y, en términos de biodiversidad, el humedal más importante de Europa y uno de los más importantes del mundo, luego todo un capital natural del que la Humanidad no puede prescindir. Y con todo, lo más apremiante fueron las miles de personas evacuadas de Mazagón y los cientos de ciudadanos atrapados en Matalascañas, donde las pérdidas materiales han sido de cierta consideración.

            UPYD-Andalucía quiere alzar la voz en agradecimiento a la celeridad, la profesionalidad y el pundonor de los efectivos del Plan Infoca y los soldados de refuerzo de la U.M.E., capaces de aislar los focos iniciales y llevarlos a su control en un tiempo record, así como a los números de la Guardia Civil de Huelva que demostraron con su plan de evacuación, una vez más, la valía del cuerpo armado en los momentos de crisis. A los tres cuerpos, civil, militar y benemérito, pues, nuestro más profundo reconocimiento y nuestra más sentida gratitud, los cuales hacemos extensibles a los ciudadanos anónimos que, con más corazón que medios, lucharon en Matalascañas porque el fuego no fuese el protagonista de una espeluznante tragedia.

            UPYD-Andalucía, lejos del oportunismo demostrado desde otras fuerzas políticas, no va a entrar a especular con razones mercantiles, legislativas y/o gubernativas como razones últimas de lo sucedido, máxime cuando la peritación técnica pertinente ha dejado bien clara que la intencionalidad de dicho atentado ambiental no ha obedecido a ninguno de esos maliciamientos políticos; pero sí queremos recordar que la mejor protección de cualquier paraje natural se fundamenta en la utilidad pública que las autoridades competentes pudieran habilitar para dichas áreas de interés y, concretamente para la dañada, la agilización de iniciativas socioculturales como el paralizado Proyecto Parque Dunar de Matalascañas que, a más de ofrecer un uso ecoturístico concreto, podría coadyuvar como mecanismo auxiliar de vigilancia, protección y conservación de dicho paraje natural.

            Asimismo, UPYD-Andalucía aprovecha para recordar a la Junta de Andalucía que, en una región tan económicamente deprimida como la andaluza, con una tasa de paro tan indignante y con un despilfarro presupuestario tan deplorable, fiar la recuperación de las zonas quemadas a un voluntariado reforestador puede ser barato y puede parecer ingenioso, pero en realidad supone una afrenta a todos los andaluces, una afrenta más al pueblo andaluz.

 

UPYD-Andalucía.

Área de Medio ambiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s