MEDIO  AMBIENTE

Un artículo de Essaí (23/04/2017) –

20170415_161321

            Cuando uno no está dotado con el don de la erudición, encontrar una frase feliz de producción propia suele ser un acto diferido, un encuentro fortuito con algo que en su momento te pareció banal pero que cuando tu memoria lo evoca, por cualquier razón, te llena como todo un logro personal. Así ha ocurrido cuando he abierto esta página en blanco, buscando qué escribir, y se me ha venido al magín el día ya lejano en que mi hijo me preguntó: “papi, ¿qué es medio ambiente?”, y yo le respondí espontáneamente: “todo aquello que no eres tú”. Aunque quizá me quedé corto.

          El primer problema que genera el término medio ambiente, senso stricto, es la difuminación de sus fronteras, pues más allá de componerse de tu entorno, de tus cercanías humanas con todo lo que habitas y conoces, desde el nacimiento de la Memética ha alcanzado tintes cuasi metafísicos que son muy difíciles de definir puesto que, si bien, en el plano físico, y por delimitar, mi medio ambiente es toda Gaia – la Tierra concebida como un macroorganismo complejo al que afecto y del que me afecto –, en el plano real también existe todo un ambiente interior a mí que afecta a mi voluntad (mi ser) tanto como es afectado por ella.

            Tristemente, la Política aún no se ha acercado a la idea de Medio Ambiente. A lo sumo, para la minusculada política actual, el medio ambiente es un receptáculo bucólico-pastoril donde se desenvuelve la vida del individuo humano con un mejor o peor paisaje de cercanías, pero en cualquier momento y lugar agobiada por toda una serie de inconvenientes a la comodidad humana que hacen del medio ambiente más una cárcel que un hogar. Tenemos tan profusamente parcelado nuestro acomodado ensimismamiento antropocéntrico, heredado del Renacimiento, que cada vez que cambiamos de postura lo primero que vemos es alguna cuestión exterior que nos incomodada. Y nos escuece porque hemos crecido asumiendo que el mundo se debe a nosotros, agentes pasivos de todo derecho habido y por haber, mientras que nuestro exo-ego se empecina en funcionar justo al revés: recordándonos engorrosas obligaciones que nadie nos enseñó jamás pese a lo mucho que nos afectan.

            Y esto es así porque vivimos en una frontera entre dos mundos. Lo mismo que el Renacimiento debió conocer algunas generaciones de europeos fronterizos, a medio camino del teocentrismo agonizante y el antropocentrismo naciente, me temo que actualmente somos algunas las generaciones que coexistimos incómodamente en el zagre mismo entre un antropocentrismo dolorosamente moribundo y el sociocentrismo que se nos está imponiendo por la vía de los hechos consumados. Y es que la Humanidad comienza a comprender que es élla la que ha intentado vivir al margen de la Vida, lo cual es una peligrosa contradicción de término, porque fuera de la Vida sólo cabe la muerte.

            Lo queramos o no, Medio Ambiente es todo cuanto nos afecta sin remedio o, dicho en negativo, toda realidad actuante en nosotros y que escapa a nuestro control. Hasta nuestro cambiante estado de ánimo es medio ambiente, pues que supone un cambio de escala y coordenadas de desarrollo en nuestra vida instantánea a los que hemos de responder readaptándonos o estresándonos e incluso enfermando. Y esta idea sociocéntrica de Medio Ambiente, tendente a readaptar a la Humanidad, de devolver al Hombre a su justo lugar en la Naturaleza, supone todo un esfuerzo técnico, moral, ético y hasta estético que da una enorme pereza encarar a la política de oficio actual, pura mercadotecnia electoral cortoplacista.

    Sin duda, el reto político es apasionante y la necesidad de afrontarlo multidisciplinarmente es apremiante a las puertas mismas de una artificial crisis climática, en ciernes ya, que ni el intelecto más reaccionario se atreve a negar.

            En UPYD ya estamos concienciados al respecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s