La unión en el rebaño obliga al león a acostarse con hambre

Reblogueo.

Morgana Huxley

Sus ojos cansados se han acostumbrado a la visión del inquebrantable muro de hormigón de tres metros de alto, que ha divisado desde su ventana durante veintiocho años. 

Sin embargo, después de tanto tiempo, ha llegado el ansiado día de derribarlo. Por la emisora de radio han anunciado la apertura de la frontera, a partir de esa medianoche. Momento en que se podrá cruzar sin necesidad de permisos especiales.

Ver la entrada original 526 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s